Homologar Carrocería

La carrocería en un vehículo es la culminación estética del mismo, y además puede aportar una serie de ventajas, como en la aerodinámica del conjunto, por ejemplo, pero en cualquier caso se consideran reformas.

En proceso de homologación tiene varios pasos y cada uno de ellos tiene una finalidad diferente. No es lo mismo la homologación de una pieza que la homologación de una reforma.

Un ejemplo exagerado pero con el que se entiende perfectamente es: si mi coche es un Smart y me compro unas ruedas PROBADAS y HOMOLOGADAS para un Hummer, es evidente que todas esas pruebas no serán válidas para mi coche y, aunque las ruedas son perfectamente legales, seguramente la reforma en un Smart es demasiado extrema como para homologarla.