Recibimos llamadas de clientes que a menudo nos consultan lo siguiente: He comprado unas piezas por Internet ¿serán homologables?. Piezas de coches on-lineEn ITV Homologacion, nos encontramos diariamente con este caso. Las piezas que se compran por internet tienen un sinfín de procedencias y es posible que muchas de ellas no tengan ni la mejor calidad ni los requisitos necesarios para ser homologadas en España. Para que compréis piezas por Internet con garantías, podéis seguir los siguientes consejos:

  • En referencia a la procedencia de las piezas deciros que en materia de homologación los únicos fabricantes y distribuidores que nos darán garantía de que sus piezas se pueden homologar son los europeos. No decimos que existan piezas no europeas que se puedan homologar, sino que las que lo son serán homologables en el 90% de los casos.
  • Otro indicador es si la pieza está homologada (Esto no significa que no haga falta homologarla). Una Pieza homologada lleva adjunto una documentación que acredita que es legal su uso en España y, en ocasiones, los modelos de coche para los que está probada.
  • Y si tienes dudas siempre puedes escribir al fabricante. Ellos son los que saben si han pasado las pruebas pertinentes para que su pieza esté homologada para ser utilizada en España y, de ser así, te remitirán la documentación que lo demuestre.
También podéis poneros en contacto con nosotros y estudiaremos cada caso de manera independiente.

Homologar según la real academia española se define como: “Contrastar el cumplimiento de determinadas especificaciones o características de un objeto o de una acción”, en ITV HOMOLOGACION ejecutamos los procedimientos ingenieriles para comprobar el acatamiento de las normas a través de cálculos de ingeniería. Aunque el proceso de homologación de un coche no acaba hasta que la ITV escribe las reformas en su ficha técnica.

En proceso de homologación tiene varios pasos y cada uno de ellos tiene una finalidad diferente. No es lo mismo la homologación de una pieza que la homologación de una reforma.

Un ejemplo exagerado pero con el que se entiende perfectamente es: si mi coche es un Smart y me compro unas ruedas PROBADAS y HOMOLOGADAS para un Hummer, es evidente que todas esas pruebas no serán válidas para mi coche y, aunque las ruedas son perfectamente legales, seguramente la reforma en un Smart es demasiado extrema como para homologarla.

Esto es un ejemplo extremo. Pero en la práctica, los fabricantes de piezas realizan pruebas del correcto funcionamiento de las mismas montadas. Esto implica que, tienen que probarlas en cada modelo de vehículo para el que lo desean homologar.

Vehículo con piezas que no han sido pensadas para élAdemás hay otro punto a tener en cuenta. Cuando una pieza está probada para un determinado modelo (Pongamos que compramos unas llantas que ya han sido probadas en un Smart.) esto no hace que esté homologada para todos los coches de dicho modelo que la monten.

Ya que la homologación también vela por la correcta instalación de la misma y que el coche en el que se monta cumple los requisitos incluidos en las pruebas realizadas. (Siguiendo con el ejemplo de las llantas: podrían estar homologadas para nuestro Smart, pero si hemos instalado unos separadores previamente dichas llantas podrían no ser homologables en nuestro vehículo.)

En definitiva, entendemos que el proceso de homologación puede resultar engorroso e inútil. Pero si sigues los pasos que recomendamos, te darás cuenta que es rápido y sencillo.

Mucho de nuestros clientes nos preguntan por una documentación llamada TÜV, que suele venir con muchas de las piezas que compramos e instalamos en nuestros coches y que trae datos como marca, referencia, medidas, datos del material entre otros.

Bien, éstas son las siglas en alemán de Technischer Überwachungs-Verein, su traducción al español sería como “Asociación de Inspección Técnica” y su misión es el verificar por medio de pruebas el cumplimiento de normas de calidad y seguridad de diversos productos. Las TÜV son los certificados más confiables del mundo ya que para obtenerlo los productos deben de pasar pruebas muy estrictas.
Normalmente cuando alguien compra una suspensión y encuentra este documento en alemán, cree que llevandolo a la ITV se la colocaran en ficha técnica y verán cumplido la homologación, pero lamento decir que no es así. En España para realizar este tipo de homologación se necesita un informe de conformidad emitido por un laboratorio y un proyecto técnico el cual lo realizara un ingeniero dicho proyecto debe de ser visado por el Colegio de Ingenieros, en nuestro caso es el de Madrid ya que estamos ubicados en dicha comunidad autónoma.
La TÜV, si bien no es necesaria para la homologación y es un documento opcional, proporciona al ingeniero que realiza el proyecto técnico información necesaria que, en ocasiones, no se encuentra en ningun otro sitio.

Por eso en una homologación esta ficha es valiosa, interesante y facilitará el trabajo tanto para el cliente como para los ingenieros.

Si se desea homologar un silencio es necesario una documentación especial y esta la emite el fabricante de dicho elemento. En España hasta ahora sabemos que hay dos marcas de silencioso que te otorgan la documentación respectiva para  realizar la homologación, estas empresas son Duramas y Don Silencioso.

Cuando se cambia un silencioso según el RD 866/2010 se necesita un certificado de conformidad emitido por un laboratorio y para tramitar esta documentación es necesaria la documentación del fabricante. Aquí puedes observar la documentación de un silencioso Duramas.



Es importante recordar que si tienes un cambio de geometría sin cambiar el silencioso no necesitas la documentación del fabricante solo necesitas un certificado de conformidad emitido por un laboratorio el cual te realizaremos con gusto

El trámite de la documentación es muy variable. Puede durar de 1 a 20 días laborables ya que depende de muchos factores: la documentación que requiera la reforma, las reformas que se vallan a incluir, la dificultad de las mismas o la ausencia de documentación de las piezas montadas son factores que influyen en el proceso de homologación de una reforma.

La documentación es muy sencilla solo requerimos algunos datos como:

1.- Enviar fotos del vehículo, lateral, frontal, trasera
2.- Fotos de los detalles de las modificaciones (llantas, neumáticos, suspensión, etc)
3.- Enviar foto de la ficha técnica o escaneada como sea más fácil
4.- Formularios que te remitiremos según la consulta

Después de remitir los datos nosotros procedemos a realizar la homologación la cual se puede ilustrar por medio del siguiente esquema:

Esquema proceso de homologacion

Después de recibir la documentación elaborada por nuestros ingenieros debes de ir a la ITV para que revisen la documentación y coloquen las reformas en ficha técnica. Al ser inscritas en la misma se considera la homologación total de las reformas.

pasar la ITV

Una reforma de importancia en el coche son todas las instalaciones o modificaciones que le realizamos a nuestro vehículo y por tal razón cambia las características de funcionalidad de nuestro transporte. Éstas reformas están contempladas en el RD 866/2010 en un manual donde se estipula cada una de ellas y el procedimiento a seguir.

Para responder esta pregunta hemos realizado el siguiente esquema, que muchos de nuestros clientes por desconocimiento consideran que es un problema y por eso tienen miedo de realizar sus reformas:

Esquema reformas
Realmente no es un problema ya que esta ITV HOMOLOGACION, solo necesitamos que nos indiques exactamente cada una de las reformas realizadas para ubicarlas según el manual de reformas y realizar el trabajo respectivo y SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE PASAR LA ITV CON TU REFORMA.
Solucion a la homologacion